Vivir para ver: Fascículo 37


Doble negación: no se puede culpar a los perros de El Roc de Sant Gaietà de estar confundidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*