¿»OJO SE VENDE»? ¿A cuánto se vende? Ya veo que la cifra que se incluye abajo corresponde a un piso, pero… el ojo, ¿vale un ojo de la cara? ¿Es eso un «ojo por ojo»?

Enigmático anuncio encontrado en el parabrisas de mi coche. ¿Qué se supone que tenemos que hacer mi coche y yo durante un mes? ¿Y 1.100 € por hacerlo, es barato o caro?

Señoras y señores, tenemos el gusto de presentarles a la brujita Yessenia, que solo acepta trabajos rebeldes, difíciles o complicados (ella conoce la diferencia entre lo difícil y lo complicado, ahí es nada):
También al competente Maestro Mou, que protege enemigos, no sabemos por qué:
Aquí tenemos a Tadu, que solo necesita nombre completo y fechas de nacimiento para hacernos ver algo sorprendente, ¿qué será?:
Y no podía falta el número 1, según él, claro, el Profesor Ibrahima:
Y además, el álter ego del Maestro Ablae, que ya nos había visitado en dos ocasiones (la primera y la segunda). No quisiéramos pensar que el Maestro Ablae haya sido sustituido, ni que le haya pasado algo, seguro que él mismo sabe protegerse de todo mal. ¿Qué está ocurriendo? ¿franquicia? ¿reciclaje?

Señoras y señores, con todos ustedes, Samanta, «Sacerdotiza reencarnada»:
Merece especial atención el último texto, en el que, cual lampista, está dispuesta a arreglar las chapuzas de otros. Samanta hace lo imposible.

Agradecimientos: Joan Babot.

Nuevos hallazgos que, casualmente, comparten gusto decorativo (observen esas magníficas lunitas).
El Maestro vidente Darami nos descubre un nuevo concepto de problema, el problema «financiero afectivo», que nadie diga que en medio iba una coma, el maestro no la ha puesto y él sabrá por qué, seguro.
Sin embargo, el Maestro vidente Darami nos desconcierta, dice «curo 20 tipos de dolencias», que sobre todo si añade «casos desesperados», parecen pocos. Y el desconcierto no se queda ahí, «vuelve invulnerables a cualquier persona», así que podemos esperar que nos haga inmortales (además de múltiples), entonces no queda claro por qué debe prever peligros ni curar, ¿no habíamos quedado en que nos hacía invulnerables? Todo es muy misterioso, pero seguro que se trata de un error debido a nuestra propia necedad, no podemos comprender la labor de los Maestros. No somos como ellos.
El Maestro Suare nos da la clave: «La videncia es un don, no es un oficio». Nosotros, pobres seres sin oficio ni beneficio, ¡qué distintos somos del Maestro Suare!, que no tendrá oficio, de acuerdo, pero sí beneficio: «Primero hago trabajo, luego paga».

Nuevos hallazgos han llegado hasta nuestras manos:
Por fin el Profesor Mah nos ayuda a saber la cara que tiene un profesor:
Reencontramos al Maestro Karamba, con renovado diseño:
Conocemos al Maestro Bala, quien, desafortunadamente, no abusa de su nombre para hacer apología de la rapidez de los resultados que dice lograr:
Y reencontramos también al Maestro Ablae, a quien no prestamos suficiente atención en su primera aparición:
Suscribo las dudas del caballero Machete, otro siervo-recolector de la orden secreta:
Comprendemos que una a «separados», pero a las parejas y los novios ¿para qué los va a unir? ¿acaso los une como siameses? ¿cree el Maestro que eso es el verdadero amor?
Pero el Maestro Ablae no se queda ahí, no. También «detiene divorcios» y nos preguntamos ¿cómo? ¿sobornando al juez? Y además «retira amantes», aunque suponemos que quien tiene uno, no quiere que se lo retiren…

¿Cómo de grandes deben ser esas porciones y empanadas? En la pizzeria Galicia de Sitges se dieron cuenta de la aberración y rápidamente decidieron economizar víveres poniendo una coma entre el 2 y el 5.

Nota: Gracias a Machete por la foto y, supongo que en nombre de la pizzeria Galicia, por el aviso.

Hoy comparamos dos hallazgos: El Hijo del Llano versus Maestro Ablae Curandero. Veamos:

Hallazgo procedente de Bogotá (Colombia), aunque encontrado en Cerdeña

Hallazgo encontrado en Sant Boi (Barcelona)

Apreciamos una mística distinta y una clara diferencia de tono, frente al expeditivo «Garantizo el regreso de su ser amado hoy mismo ligado, humillado a su voluntad a sus pies» del curandero de ultramar, el del viejo continente «Atrae la pareja sin causarle daño, ni efectos secundarios». Claro está que en Europa hay que vender el producto con un poco de mano izquierda, mientras en las Américas prefieren evitar los miramientos.

Glosario:

  • Guaca: Sepulcro de los antiguos indios, principalmente de Bolivia y el Perú, en que se encuentran a menudo objetos de valor.

Otras consideraciones:

  • «Hago pacto para el dinero amor y juegos de azar», como todo el mundo, ¿no?
  • «Limpio fincas casas y negocios», ¡qué apañado!