«Está generalizada la convicción de que si uno se encuentra ante un sabio se da cuenta, lo cierto es que nada garantiza que un necio vea absolutamente nada de lo que no esté ya persuadido de antemano.»

Reflexión de un psicólogo en un podcast.

La orquídea fantasma

«…
Estaba empezando a pensar que la razón por la que es bueno que algo te interese apasionadamente es que reduce el mundo a un tamaño más manejable.
…»

«…
– ¿Sabes por qué me gustan las plantas? Porque son muy mutables. La adaptación es un proceso profundo. Significa que te las ingenias para prosperar en el mundo.
– Pero es más fácil para las plantas. No tienen memoria. Solo pasan a lo que sigue. Pero para una persona adaptarse es casi vergonzoso. Es como huir.
…»

En la película Adaptation. El ladrón de orquídeas.
En la imagen, una orquídea fantasma.

«Nuestros organismos están regidos por unos 100 billones de microorganismos que viven dentro de nosotros. Esta historia trata sobre cómo las relaciones de poder entre esas formas microbióticas dominan nuestros cuerpos y la sociedad entera.»

En la propuesta de guion para un videojuego.

Pompas de jabón

«Lo que ha hecho sobrevivir a todas las formas de vida actuales es haberse adaptado a los cambios, haber buscado mejores formas de resolver los problemas. La tradición o la costumbre no son argumentos válidos para la supervivencia.»

En el podcast Un paleoantropólogo en mi vida.

«Estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma no es una buena forma de medir la salud.»

Una de la frases del místico indio Jiddu Krishnamurti.

«Es una característica de las personas con criterio saber cuándo hay que hacer excepciones a una norma y cuándo no. La falta de criterio y visión de conjunto conduce a menudo a hacer excepciones egoístas, autocomplacientes e injustificables.»

Manual de Urbanidad, años 60.

En la imagen, una plantilla para hacer diagramas de flujo que sirven para visualizar y analizar un proceso en su conjunto.

«…
Ejercicio errorista: un error inicial
1. Junte toda su disposición para errar.
2. Tome su arma redacto-punzante más cercana.
3. Ubique la mano con la que escribe: no la use, erre, use la otra.
4. Escriba “el mundo al revés” al revés.
5. Si siente en su cabeza un debate entre el acierto y el error, use la respiración como fuente de inspiración.
…»

Fragmento del Manifiesto Errorista.

«Se lo ruego a todos. Templen el miedo con la razón, el pánico con la paciencia y la incertidumbre con la educación.»

Abdu Sharkawy, un epidemiólogo de la Universidad de Toronto.