Sucedidos: Fascículo 5

Un tenedor para Juanito

En los comedores de lo colegios los niños deben colaborar para poner la mesa y recogerla. Y precisamente en ésas estaba una de las niñas:
– ¡Señu, dame un tenedor para Juanito!- A una las monitoras.
– Y Juanito, ¿no tiene piernas?
– Sí, piernas sí que tiene, lo que no tiene es tenedor.

1 comentario en «Sucedidos: Fascículo 5»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*