Haikus a Collioure

Montes huelen a vino
junto a él un mar verde,
viento atronador.

Las gaviotas planean,
las nubes inmóviles,
espuma blanca.

Luces blancas alumbran
torres de vidrio verde,
se ven en rojo.

Atardecer en Collioure,
mar hermoso y revuelto,
puerta que cruje.

Las sinfonías del mar,
el pueblo sobre roca,
bandera al viento.

H.G. y Marnie Braddock

2 comentarios en «Haikus a Collioure»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*