Hablar consigo mismo

En algunas ocasiones es necesario comprobar la gravedad del caso. Una vez hayamos detectado que el sujeto es de tipo 3 [se cree muy listo], hemos de medir el alcance de su temperamento y debemos proceder de esta manera: Preguntémosle si le gustaría hablar consigo mismo. La intensidad de una respuesta afirmativa será proporcional a la gravedad del caso. El sujeto puede incluso haber pensado en dispositivos para lograr su deseo. H.M.M. (mujer, 30 años, Burgos) reconoció haber barajado la idea de hacer un programa de radio en el que se grababa haciendo una serie de preguntas para luego responderse.
…”

En Las calañas y las calañas de Ramón Jurado-Poch.

1 comentario en «Hablar consigo mismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*