La terapia de escribir

“…
El narrador omnisciente nace de la necesidad complaciente de que alguien nos mire y sublime nuestra propia cotidianidad.
Decirlo en voz alta nace de nuestra necesidad de sabernos muy listos.
Y escribirlo del miedo a desaparecer, por lo de la falta de memoria…
…”

De Pequeños ejercicios de estilo de Harry Braddock.

Coleccionado en Fragmentos estelares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*