Óperas póstumas

”…
-¿Cómo es ese Mathieu?-preguntó el joven. Intentado hallar la respuesta Didier inspiró con fuerza mientras levantaba las cejas con un gesto cómico. Apretó los labios con el ceño fruncido y, de repente, pareció encontrar algo.
-Te pondré un ejemplo: Cuando ambos compartíamos piso en Bordeaux nos encontrábamos a menudo con un pedante insoportable que estudiaba derecho y, además de ser muy erudito en literatura, escribía algún cuento infumable en la revista de la facultad. El pedante le contaba un día a Mathieu que tenía debilidad por las óperas primas de los escritores y le confesó que estaba ansioso por leer la suya. Mathieu le contestó sin pestañear: Yo, por mi parte, tengo debilidad por las óperas póstumas, y también estoy ansioso por leer la tuya.
…”

En El intelectual bisiesto de François Langeais.

Coleccionado en Fragmentos estelares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*