Llamando a las Puertas del Cielo

”…
Llegan informes preocupantes sobre la situación en la Puerta del Paraíso. Centenares de millones de almas, en su gran mayoría de bebés, llenan los campos de refugiados que se han instalado en la zona de acceso al Cielo.
Esta situación se está produciendo desde que, en 2007, el Vaticano decidió abolir el Limbo, lugar donde iban a parar las almas de los niños que, sin haber tenido tiempo de cometer pecado alguno, no habían recibido el sacramento del bautismo. La nómina de almas que habitaba en el Limbo era, por supuesto, muy numerosa. Pero por falta de cifras precisas, la organización no supo prever la avalancha de los que, provenientes del Limbo, se suman a la también cuantiosa nómina de fallecidos que deben ingresar en el Paraíso y que la burocracia celestial no consigue absorber. Testigos oculares describen la escena como “dantesca”.
…”

En Los refugiados del Limbo de Armando Vitale.
En la imagen La bajada de Cristo al Limbo de Agnolo Bronzino.

Coleccionado en Fragmentos estelares
6 Comentarios en “Llamando a las Puertas del Cielo
  1. H.G. dice:

    y pregunto yo…

    que ara la iglesia con tan basto espacio?

    especular?

    se podría montar un especie de parque temático?

    seria licito ampliar la jurisdicción territorial del infierno y acoger a los desplazados del limbo en una zona exclusiva de intercambio entre el cielo y el purgatorio?

  2. Tierralandia dice:

    Bueno, espacio seguro que ya tenían mucho, claro, infinito…

    No se si es lícito o no, pero si tienen problemas de jurisdicción yo no dudaría en mandarlos a todos al infierno.
    Uy, que se me calienta la boca!

  3. Machete dice:

    ¿Como es capáz el ser humano de inventarse estas cosas?.

  4. Tierralandia dice:

    Señor Machete, se refiere usted a la iglesia o a mí?

  5. Machete dice:

    ¿Acaso se lo ha inventado usted?. Por supuesto que me refiero a la iglesia.

  6. Tierralandia dice:

    Sí, sí, sí
    Lo de ellos es más grave!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*