Haikus a Normandía

de Daniel Lubinovich y Marnie Braddock

Todos estos poemas están dedicados a Normandía, lugar donde fueron pronunciados por primera vez

Sobre bosques y prados
Las blancas nubes
Y el cielo azul y claro

Y sobre el verde oscuro
El cielo abierto
Que envuelve el viento libre

Tierras de Normandía
Entre los verdes campos
Vuela un pájaro

Hay nubes de verano
Tierra verde y plana
Caballo blanco

Tras los altos árboles
Esperanza de un cielo
Que en azul se abre

Los campos rodeados
Por sus guardianes
Comparten verde y ocre

En su verde remanso
Se solaza en silencio
Un viejo pueblo

Por el verde horizonte
Orgullosa en su piedra
Hay una iglesia

Aire que me promete
Encontrarme a mí mismo
En lo lejano

Camino de piedra gris
Brilla en plata el tejado
Refleja el cielo

A través del camino
Tallos de verdes yerbas
El viento suave

Como blancos gigantes
En el cielo se ven
Molinos de viento

Tapiz de tierra y verde
Suave ondulación
Bajo el cielo dibuja

Campos de Normandía
Agradecido cielo
Vacas pastando

Carreteras extrañas
Sobre árboles casas
Una gran luna

Coleccionado en Obras estelares
2 Comentarios en “Haikus a Normandía
  1. jose antonio dice:

    Mira, este poema se podría musicar para un nuevo disco de Estudio Garage, no para The Periplastix. Por cierto, dentro de poco habrá noticias tanto de The Periplastix como de Estudio Garage. Se aceptarán sugerencias de todo tipo. Grandes sorpresas¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*