El éxito

«…
El ser humano está domesticado. Nos hemos autodomesticado. Hemos subvertido los valores naturales para acomodarnos a un orden social, arbitrario y funcional.
(…)
Como homínidos tenemos programada la percepción del éxito en relación a la superación de peligros reales para nuestra supervivencia, sin embargo buscamos esa sensación de éxito a través de asuntos laborales, económicos, burocráticos… Así que triunfemos o no en esos asuntos, no cunde. Nuestro percepción instintiva del éxito se alimenta de otros triunfos más simples, como el de seguir con vida o el de no tener piojos.
…»

El filósofo y periodista Rodrigo Sánchez Solís.
En la imagen, una representación de la pirámide de Maslow.

Coleccionado en Fragmentos estelares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*